Con carácter general, salvo que alguna circunstancia debidamente justificada aconseje lo contrario, los criterios para la exigencia de auditoría externa de cuentas, tanto para la formalización como durante la vida del préstamo, serán los siguientes:

  • Empresas a las que se conceda un riesgo superior a 300.000 €.
  • Empresas que legalmente estén obligadas a auditar las cuentas.
    La no realización de auditoría, en el caso de ser exigida en la fase de análisis, supondrá el rechazo de la operación. En la fase de seguimiento, supondrá la aplicación del interés variable máximo y la rebaja del nivel de rating.
Menú